Una feminista que cambió la Ciencia Ficción

Una feminista que cambió la Ciencia Ficción

Recogía en un post anterior el comentario de Mariana Enriquez “Ella irrumpió en la literatura fantástica y de CF, coto exclusivo de escritores varones y provocó una revolución. Así de sencillo. No sólo tomó por asalto un club de hombres, sino que expandió las fronteras de la literatura de CF y fantasía épica hasta convertirse en una figura central del género

Rosa Montero por su parte valoró su figura como “uno de los mejores novelistas vivos del mundo. Para mí, sin lugar a dudas, una maestra”.

El gran enciclopedista John Clute dijo de ella: “Es como la novelista Doris Lessing: no reflejan el mundo, lo absorben

¿Su nombre? Ursula K Le GuinSeguir leyendo “Una feminista que cambió la Ciencia Ficción”

Anuncios

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Pocos prestaron atención al mar de fondo que se desarrollaba subterráneamente… Pero ahí estaba el nuevo despertar del feminismo. Había empezado con “El segundo sexo” y a mediados de los años 60 irrumpe en EE.UU.  un nuevo feminismo que iba más allá de las reivindicaciones sufragistas anteriores y que continuaría con fuerza hasta la década de los 80, con el estallido del neoliberalismo y la llegada al poder en Estados Unidos y Gran Bretaña de Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Hasta ese momento la CF es un género dominado tan sólo por hombres y destinado al público masculino, en el que apenas se podían encontrar algunos nombres femeninos (recordemos por ejemplo a Leigth Brackett y Catherin CL Moore -que tiene en su haber uno de los personajes más abiertamente machistas de la CF, Northwest Smith-)

Pero entonces, casi de repente, la irrupción masiva de escritoras cambió radicalmente las claves de la Ciencia Ficción y los tópicos del género. Donde antes todos los protagonistas eran hombres muy hombres y la mujer era un florero necesario de la trama, ellas llenan ahora sus obras de protagonistas femeninas. Donde antes el futuro imaginado estaba lleno de amas de casa y mujeres necesitadas de protección, ellas, comienzan a abordar la relación entre los sexos y en rol de los géneros en complejas sociedades imaginadas. Donde antes sólo encontrábamos aventuras espaciales y especulaciones científico-tecnológicas cuyo impacto social pocas veces se exploraba, ahora, ellas  escriben también sobre ciencias culturales o sociales, aportan sentimiento, profundidad en los personajes, preocupación por las relaciones interpersonales… que hoy son ya lugar común. Seguir leyendo “Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción”

¡Mujer, mantente en tu sitio! Las mujeres en la ciencia ficción de los años 30-60

¡Mujer, mantente en tu sitio! Las mujeres en la ciencia ficción de los años 30-60

La proliferación de personajes femeninos de alta potencia en series y películas en los últimos años, incluso décadas (algunas de gran impacto como “Los juegos del hambre” o “Divergente”), nos muestra sin duda un nuevo escenario en relación a la imagen y el papel reservado a las mujeres en la ciencia ficción, que tiempo habrá de comentar.

Pero sigue siendo imprescindible recordar de dónde venimos. En la llamada “edad de oro de la ciencia ficción”, y hasta comienzos de los 70, las mujeres en la CF escasamente pasan de ser personajes “a quienes le suceden cosas”. Sólo en ocasiones emergen como necesidad funcional en la narración para dar soporte a determinado desarrollo de la trama.

Es sorprendente, escribió Sam Lundwall , que la CF “que tanta atención ha prestado a la compresión y el respeto a otras razas y otras formas de vida, haya sido tan timorata en lo que los sexos se refiere. Probablemente esta indiferencia, el considerarlas tan sólo apéndices decorativos, se centraba sobre todo en las aventuras y especulaciones científicas y no en los seres humanos. Lo importante eran el héroe o el científico y el equipo habitual de robots, naves espaciales, alienígenas, etc.… Las mujeres, salvo por una concesión a la necesidad de algún interés amoroso pueril, no tenían importancia”.

Joanna Russ señaló en un artículo en 1974 el extraordinario fracaso de la imaginación que permite que un mundo proyectado hacia el futuro posea como mitad de su población a una masa de amas de casa de la clase media. Y afirma: “En la CF aparecen un sinfín de imágenes femeninas. Apenas si aparece alguna mujer”.

Lisa Tuttle, feminista, escritora y crítica de CF, hizo una especie de listado de los estereotipos más frecuentes en la CF de aquella época.  Seguir leyendo “¡Mujer, mantente en tu sitio! Las mujeres en la ciencia ficción de los años 30-60”

¿Cómo que Ciencia Ficción?

¿Cómo que Ciencia Ficción?

Pero… ¿qué tu eres aficionado a la Ciencia Ficción? [En off…. “Pues ya decía me yo que Rafa siempre había estado un poco más pallá que pacá”]. Pero si lo miramos bien ¿no tiene cierta lógica que si se aspira a otro mundo no deje de atraernos una literatura que habla de futuros alternativos?

Pues, en gran medida,  de eso trata la literatura de ciencia ficción. De otros futuros.

Pero ciertamente entre la gente de izquierdas de por aquí la cosa tuvo siempre mala prensa, considerada como una literatura de segunda, casi que no es literatura. Otra literatura de género como la novela negra gozaba de mayor consideración, quizás porque ponía al descubierto muchos de los conflictos sociales y el submundo de la Norteamérica de la época.

Esta consideración de literatura basura, no es muy justa, pues hay de todo, desde las novelas de a duro de los años 60 hasta literatura que se podría escribir con L mayúscula. Decía un conocido escritor que el 80% de la CF es basura. Pero luego añadía que en realidad en todo el 80% es basura.

Tampoco hay que olvidar que la literatura de CF que se escribe en los años 50 y 60 en los EE.UU. está muy influida por la guerra fría y por el anticomunismo. Muchos de los más conocidos autores de la época eran militaristas y profundamente conservadores, incluso filofascistas. Es el caso de uno de los más importantes autores de CF de la época dorada, Robert A. Heinlein, autor de obras como “Tropas del Espacio” que fue llevada al cine por Paul Verhoeven en 1997 y cuya carga facistoide es difícil de obviar. Seguir leyendo “¿Cómo que Ciencia Ficción?”