El triunfo de los talibanes

DestacadoEl triunfo de los talibanes

Las antiutopías forman un subgénero importante en la ficción especulativa. Muchas de ellas -de la primera mitad del siglo XX- han traspasado las fronteras del género y son ya clásicos de la literatura general como Nosotros de Zamiatin, 1984 de Orwell, Fahrenheit 451 de Bradbury o Un mundo feliz de Huxley. En esa época pocas tenían como hilo conductor distópico la opresión de género, excepto la ya nombrada en un post anterior Svastika Night (1937) de Katharine Burdekin.

Pero desde los años 70 se han venido publicando un buen número de distopías críticas feministas. Tengo la impresión de que, además, en la última década, se ha producido una verdadera eclosión de este tipo de obras que están modulando muchas de las convenciones de este subgénero distópico, con novelas que resultan difíciles de encajonar.

Las distopías (o antiutopías) feministas, nos muestran infiernos de opresión, discriminación y violencia contra las mujeres. Llevando al límite la asimetría del poder entre los sexos se realiza una acerva crítica del sistema patriarcal y un cuestionamiento de valores y actitudes que muchas veces pasan desapercibidos. Seguir leyendo “El triunfo de los talibanes”

Anuncios

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Pocos prestaron atención al mar de fondo que se desarrollaba subterráneamente… Pero ahí estaba el nuevo despertar del feminismo. Había empezado con “El segundo sexo” y a mediados de los años 60 irrumpe en EE.UU.  un nuevo feminismo que iba más allá de las reivindicaciones sufragistas anteriores y que continuaría con fuerza hasta la década de los 80, con el estallido del neoliberalismo y la llegada al poder en Estados Unidos y Gran Bretaña de Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Hasta ese momento la CF es un género dominado tan sólo por hombres y destinado al público masculino, en el que apenas se podían encontrar algunos nombres femeninos (recordemos por ejemplo a Leigth Brackett y Catherin CL Moore -que tiene en su haber uno de los personajes más abiertamente machistas de la CF, Northwest Smith-)

Pero entonces, casi de repente, la irrupción masiva de escritoras cambió radicalmente las claves de la Ciencia Ficción y los tópicos del género. Donde antes todos los protagonistas eran hombres muy hombres y la mujer era un florero necesario de la trama, ellas llenan ahora sus obras de protagonistas femeninas. Donde antes el futuro imaginado estaba lleno de amas de casa y mujeres necesitadas de protección, ellas, comienzan a abordar la relación entre los sexos y en rol de los géneros en complejas sociedades imaginadas. Donde antes sólo encontrábamos aventuras espaciales y especulaciones científico-tecnológicas cuyo impacto social pocas veces se exploraba, ahora, ellas  escriben también sobre ciencias culturales o sociales, aportan sentimiento, profundidad en los personajes, preocupación por las relaciones interpersonales… que hoy son ya lugar común. Seguir leyendo “Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción”