Marion Zimmer Bradley: Darkover revisitado

Marion Zimmer Bradley: Darkover revisitado

Tras un año olvidado, vuelvo a decir algo en este blog de la utopía feminista y la ciencia ficción. En realidad, es que nunca encontraba ánimos para volver, tras el shock de descubrir las denuncias por abuso a sus hijos por Marion Zimmer Bradley. Vuelvo entonces donde lo dejé: hablar de la autora y su obra, especialmente de la serie Darkover que he aprovechado para revisitar. Seguir leyendo “Marion Zimmer Bradley: Darkover revisitado”

Anuncios

¿Se pueden independizar una autora y su obra?

¿Qué sucede cuando una autora admirada, que fue referencia del feminismo en  la ciencia ficción, creadora de mundos como Darkover o de las Amazonas Libres, resulta acusada quince años después de su muerte de horribles crímenes?

Cuando preparaba mi próxima entrada referida a Marion Zimmer Bradley, me he topado con estas acusaciones entre mi estupor y desconcierto, porque nada de lo que escribió (que yo haya leído) tanto en ficción como en no ficción, me permitía creerlas. Para mí y para mucha gente Bradley era una heroína y un ídolo. Las nieblas de Avalon y la serie Darkover hizo de Marion Zimmer Bradley destacada figura del movimiento feminista emergente en la ciencia ficción, junto a escritoras como Ursula Le Guin, Joanna Russ o Alice Sheldon.

Pero ahí está. Su hija Moria Greyland, acusó en el año 2014 de graves abusos y violaciones entre los 3 y los 12 años tanto a su padre (Walter) como a su madre (que había muerto quince años antes, en 1999): Walter era un violador en serie con muchas, muchas, muchas víctimas, pero Marion era mucho, mucho peor. Ella era cruel y violenta, así como completamente descontrolada sexualmente.

¿Cómo iba a ser una abusadora infantil, una mujer cruel y violenta, una pederasta me dije, quien escribió La Antorcha o Las Nieblas de Avalón? Seguir leyendo “¿Se pueden independizar una autora y su obra?”

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción

Pocos prestaron atención al mar de fondo que se desarrollaba subterráneamente… Pero ahí estaba el nuevo despertar del feminismo. Había empezado con “El segundo sexo” y a mediados de los años 60 irrumpe en EE.UU.  un nuevo feminismo que iba más allá de las reivindicaciones sufragistas anteriores y que continuaría con fuerza hasta la década de los 80, con el estallido del neoliberalismo y la llegada al poder en Estados Unidos y Gran Bretaña de Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Hasta ese momento la CF es un género dominado tan sólo por hombres y destinado al público masculino, en el que apenas se podían encontrar algunos nombres femeninos (recordemos por ejemplo a Leigth Brackett y Catherin CL Moore -que tiene en su haber uno de los personajes más abiertamente machistas de la CF, Northwest Smith-)

Pero entonces, casi de repente, la irrupción masiva de escritoras cambió radicalmente las claves de la Ciencia Ficción y los tópicos del género. Donde antes todos los protagonistas eran hombres muy hombres y la mujer era un florero necesario de la trama, ellas llenan ahora sus obras de protagonistas femeninas. Donde antes el futuro imaginado estaba lleno de amas de casa y mujeres necesitadas de protección, ellas, comienzan a abordar la relación entre los sexos y en rol de los géneros en complejas sociedades imaginadas. Donde antes sólo encontrábamos aventuras espaciales y especulaciones científico-tecnológicas cuyo impacto social pocas veces se exploraba, ahora, ellas  escriben también sobre ciencias culturales o sociales, aportan sentimiento, profundidad en los personajes, preocupación por las relaciones interpersonales… que hoy son ya lugar común. Seguir leyendo “Las mujeres irrumpen en la Ciencia Ficción”

¿Cómo que Ciencia Ficción?

¿Cómo que Ciencia Ficción?

Pero… ¿qué tu eres aficionado a la Ciencia Ficción? [En off…. “Pues ya decía me yo que Rafa siempre había estado un poco más pallá que pacá”]. Pero si lo miramos bien ¿no tiene cierta lógica que si se aspira a otro mundo no deje de atraernos una literatura que habla de futuros alternativos?

Pues, en gran medida,  de eso trata la literatura de ciencia ficción. De otros futuros.

Pero ciertamente entre la gente de izquierdas de por aquí la cosa tuvo siempre mala prensa, considerada como una literatura de segunda, casi que no es literatura. Otra literatura de género como la novela negra gozaba de mayor consideración, quizás porque ponía al descubierto muchos de los conflictos sociales y el submundo de la Norteamérica de la época.

Esta consideración de literatura basura, no es muy justa, pues hay de todo, desde las novelas de a duro de los años 60 hasta literatura que se podría escribir con L mayúscula. Decía un conocido escritor que el 80% de la CF es basura. Pero luego añadía que en realidad en todo el 80% es basura.

Tampoco hay que olvidar que la literatura de CF que se escribe en los años 50 y 60 en los EE.UU. está muy influida por la guerra fría y por el anticomunismo. Muchos de los más conocidos autores de la época eran militaristas y profundamente conservadores, incluso filofascistas. Es el caso de uno de los más importantes autores de CF de la época dorada, Robert A. Heinlein, autor de obras como “Tropas del Espacio” que fue llevada al cine por Paul Verhoeven en 1997 y cuya carga facistoide es difícil de obviar. Seguir leyendo “¿Cómo que Ciencia Ficción?”